“Es verdad que Barracas venía mejorando, y que la llegada de (Simonovich) Mario nos iba a dar otra potencia en ataque, pero jamás soñé con un partido de este tipo” se sinceró ante Tiempo Deportivo el entrenador local, Ariel Bianchi.
“Lo que hicimos bien fue correr mucho, ahogarle la salida de los volantes de El Huracán y ser punzantes en ofensiva” comentó Bianchi, quien fue cauto de todas maneras, explicando que “la serie no está cerrada ni mucho menos, porque sabemos de la calidad que tiene El Huracán en sus jugadores”. Bianchi se lamentó al decir que “pudimos hacer dos o tres goles más, y eso nos hubiera dado mayor tranquilidad. Igualmente debemos ir a Rojas concentrados, pensando que estamos cero a cero, y no que estamos adelante en la serie por dos goles”.