El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró que el Gobierno nacional no va «a apañar a nadie» que esté involucrado en las denuncias sobre irregularidades en los aportes a la campaña electoral de Cambiemos en 2017.
Frigerio salió a sentar una posición un día después que la gobernadora María Eugenia Vidal le pidiera la renuncia “preventivamente” a la contadora general bonaerense, Fernanda Inza, por supuestos donantes truchos. Esta funcionaria de suma confianza de Vidal había sido la tesorera responsable del PRO durante las últimas dos campañas. Además, la mandataria ordenó una auditoría y prometió que en caso de postularse el año próximo para un segundo mandato, todos los aportes a su campaña estarán «bancarizados».
«La Justicia tiene que actuar. Ayer fue muy clara la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, nosotros no vamos a apañar a nadie», afirmó Frigerio.