El diputado bonaerense del FAP, Abel Buil, advirtió que las leyes Impositiva y de Presupuesto enviadas a la Legislatura provincial por el gobernador Daniel Scioli “significarán nuevo aumento de impuestos a los bonaerenses”. Cuestionó el aumento a Ingresos Brutos, al que calificó de “un impuesto recesivo”, y exigió que el proyecto contemple “fondos para los municipios” del interior provincial.
El legislador adelantó que la ley impositiva “es un nuevo manotazo al bolsillo de la clase media para antes de fin de este año, ya que agrega una cuota más de patente para los autos de más de 110.000 pesos, y una cuota extra de inmobiliario para las casas de más de 350.000 pesos de valuación”.
Asimismo, Buil agregó que “para el próximo año, todos vamos a pagar más de impuesto inmobiliario, ya que se aumentó en un 30 % la base imponible en el impuesto, y es generalizado para todos”.
En esta línea, el vicepresidente III de la Cámara Baja aseguró que “lo más grave es que una vez más el Ejecutivo piensa aumentar la recaudación, alrededor de 2.800 millones de pesos más que el 2012, a través de distintos aumentos a los Ingresos Brutos, un impuesto recesivo, que en la gran mayoría de las actividades económicas se traslada al precio final, lo que provoca un aumento de precios y a veces inflación, y que perjudica a la mayoría de la clase trabajadora”.
“Lo lamentable es que con este presupuesto la provincia no va a mejorar la situación de la seguridad, ni de la salud, ni de la educación; y va a ser difícil sostener el mantenimiento de las rutas y otras obras públicas pendientes”, explicó Buil, quien agregó que el proyecto “tampoco propone fondos para los municipios, en un momento complicado de la provincia por las inundaciones, donde por ejemplo el noroeste bonaerense se encuentra con serios problemas de inundación, lo que provoca gastos extras en sostenimiento de caminos rurales”.
“Sin decisión para solicitarle a la Nación los fondos que la provincia necesita, el problema estructural que tiene Buenos Aires va a persistir, y sólo vamos a estirar la agonía un año más” concluyó Buil.
Por su parte, el diputado provincial de Unión Pro, Gonzalo Atanasof, sostuvo que “se viene otro año de conflicto permanente hasta que no nos plantemos de la manera en que debemos o cambiemos la relación económica financiera con el gobierno nacional. Cuando hay que recurrir a cuestiones extraordinarias para poder cumplir con lo cotidiano, auguran meses con mucha conflictividad”.
“La primera impresión sobre los números que trascendieron, es que seguimos cometiendo los mismos errores y ejecutando una presión tributaria sobre los bonaerenses”, expresó el legislador.
En ese sentido, resaltó: “Se aumenta la cuota plus del inmobiliario y el impuesto al automotor cuando hay una herramienta fundamental que tiene el Gobernador Scioli, que es reclamar lo que le pertenece a la provincia”.
“Por lo visto el Gobernador no va a tomar esa iniciativa, que sólo queda en una expresión de la oposición y se seguirá en una provincia con muchísimas dificultades previendo un endeudamiento de más de 20 mil millones de pesos”, agregó.
Además, Atanasof declaró que “se congelaría la planta de personal, y a su vez, lo que no está en este presupuesto es la pauta salarial. Es difícil hacer un análisis sin esa pauta establecida”.
“Podríamos tener un oxígeno financiero que significaría alrededor de 5 mil millones de pesos renunciando al pacto fiscal y al descongelamiento del fondo de reparación histórica del conurbano que son 12 mil millones de pesos, de ese modo tendríamos la posibilidad de crecer”, concluyo el diputado.