Hubo precipitaciones abundantes en gran parte de la zona núcleo y en áreas importantes del Litoral, NEA y NOA. EN Rojas se registraron entre 22 y 25 milímetros.

al como había ocurrido durante el fin de semana largo de Carnaval, los últimos días marcaron el paso de frentes tormentosos por gran parte del país, que dejaron importantes acumulados de lluvias.

De acuerdo con los mapas que elabora de manera diaria el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), gran parte del centro del país, incluyendo la zona núcleo, del Litoral, el NEA y el NOA recibieron descargas que llegaron a superar con creces los 100 milímetros a lo largo de las cuatro últimas jornadas.

Del mismo modo, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) reportó que, este fin de semana, la región núcleo recibió nuevas lluvias que trajeron alivio a varios distritos, aunque el panorama sigue siendo mixto en cuanto a la distribución de las precipitaciones.

De manera puntual, los mayores registros se observaron en el este, con Carlos Pellegrini liderando los milimetrajes con 77 mm, seguido por Montes de Oca con 60 mm, y Pujato y Clason, ambos con 50 mm.

LLUVIAS CON PREFERENCIAS GEOGRÁFICAS
La entidad rosarina ahondó en que las áreas del nordeste de Buenos Aires y sudeste de Santa Fe fueron particularmente beneficiadas, y vino muy bien porque eran regiones donde las lluvias “urgían”.

“Por ejemplo, zonas como Pergamino y Ramallo acumularon cerca de 50 mm, vitales para la recuperación de cultivos. Estas lluvias llegan en un momento crítico para la soja de primera, que se encuentra en estado de llenado de granos, y para los maíces tardíos, muchos de los cuales estaban en plena floración”, explicaron desde la BCR.

Sin embargo, no todas las noticias son positivas. El noroeste de Buenos Aires y el sur de Córdoba prácticamente no recibieron precipitaciones este fin de semana, manteniendo la preocupación a los productores, especialmente aquellos con cultivos de maíces más tardíos y soja necesitados de agua para su recuperación.

El problema es que, en los próximos días, se esperan temperaturas en aumento y ausencia de lluvias en la región, lo que podría acelerar el secado de los suelos y permitir el comienzo de la cosecha del maíz temprano.

En este marco, mapas compartidos por la Bolsa de Cereales de Córdoba confirman lo señalado por su par rosarina: las precipitaciones en esa provincia se concentraron en el centro, norte, sudeste y nordeste, y esquivaron al sur.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *