El ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía, encabezó junto al presidente del Banco Provincia, Gustavo Marangoni, el lanzamiento de la segunda etapa del Programa Buenos Aires Hogar que en esta oportunidad beneficiará con más de 300 casas a otros 13 municipios del interior.
Se trata de la segunda fase de este programa  para la que se firmaron convenios con los distritos de Rojas, Bolívar, Guaminí, Leandro N. Alem, Magdalena, Navarro, Saavedra, Tres Lomas, Villarino, Mercedes, Suipacha, Brandsen y General Paz.
En el lanzamiento estuvo presente el intendente de Rojas, Martín Caso, acompañado por su jefe de Gabinete, Mario Yemes. Allí ambos funcionarios recibieron la noticia de que nuestro distrito será beneficiado con un cupo de 25 viviendas, lo cual a su vez beneficiará a 25 familias de forma directa y a otras familias de forma indirecta, ya que se apunta a la generación de empleo en el rubro de la construcción.
Las casas cuentan con: dos dormitorios, con posibilidad de extender a un tercero, un living comedor, baño, cocina y serán construidas con todos los servicios esenciales que serán provistos por los municipios. Cada modelo se adapta de acuerdo a la climatología y la idiosincrasia de cada una de las familias que viven en su territorio.
“Hay 15 modelos prototípicos de casas para tratar de adecuarlos a la arquitectura y a las condiciones de vida de cada uno de los municipios. Este es un paso más que damos de la mano del Banco Provincia con el objetivo al que nos instó el gobernador de lograr  que todas y cada una de las familias tengan acceso a la casa propia”, manifestó Arlía.
En ese sentido Marangoni señaló «esta acción conjunta con el Ministerio de Infraestructura se suma a nuestra línea de hipotecarios 101 municipios del Banco Provincia para consagrar el derecho de los vecinos a acceder a la casa propia, símbolo puro de la justicia social».
El Programa Buenos Aires Hogar tiene como fin implementar un plan de financiamiento a disposición de los municipios que les permita concretar a corto plazo una oferta conveniente de viviendas para un sector de la población  que puede pagar una cuota similar a un alquiler.
La provincia, en tanto, aprueba el proyecto a través de la cartera de Infraestructura, le presta al municipio el total del monto requerido para construir la casa, financiado por el PROFIDE y asigna la cantidad de viviendas a cada localidad. El Instituto de la Vivienda, por su parte, se encarga  del acompañamiento técnico, el seguimiento y certificación del proyecto; mientras que el Banco Provincia otorga los créditos hipotecarios a 20 años a los nuevos dueños.
Participaron también la presidente del Consejo de Administración del Fondo Fiduciario, Marta Albamonte; el subsecretario de Obras Públicas, Martín Repetto, el subsecretario social de Tierras, Urbanismo y Vivienda, Fabián Stachiotti, el administrador del Instituto de la Vivienda, Pablo Sarlo y su sub administrador, José González Hueso.
En cuanto a Rojas, cabe destacar que fue beneficiada con un cupo de 25 viviendas y se están gestionando un grupo de 10 más ante Nación.
En otro orden de cosas, será Mario Yemes, secretario General y de Coordinación quien está elaborando un plan que se denomina «Camino a Casa», el cual contempla el acceso de los vecinos a un terreno para que puedan edificar sus viviendas.