El programa de regularización estará en vigencia hasta fin de año y es para los impuestos Inmobiliario, Automotores, Ingresos Brutos y Sellos, tanto en etapa judicial como prejudicial y permite que los contribuyentes que suscribieron un plan de deuda desde el 2000 en adelante y lo dejaron caer por falta de pago, puedan retomarlo para ponerse al día con la Provincia de Buenos Aires. A partir de esta nueva oportunidad, los vecinos estarán en condiciones de rehabilitar 2.143 planes caídos que representan una deuda global de 10,8 millones de pesos.
Martín di Bella, titular de la Agencia de Recaudación de la provincia de buenos Aires, resaltó los beneficios del programa pero explicó que “si bien los planes de regularización brindan la posibilidad de reincorporar al ciudadano que tuvo problemas, hay que tener claro que el contribuyente cumplidor, que se mantiene al día, siempre paga menos que aquel que entra en mora”.
Otra oportunidad
Con el objeto de brindar a los contribuyentes morosos la oportunidad de ordenar su situación fiscal, el organismo rehabilitó los planes que se encuentran caducos por falta de pago. De esta forma, los contribuyentes de nuestra ciudad y la zona están en condiciones de regularizar, hasta el 31 de diciembre, 2.143 planes caídos que, según datos de la Subdirección Ejecutiva de Recaudación y Catastro de Arba, representan una deuda global de 10,8 millones de pesos.
A partir de esta medida, quienes suscribieron planes de pago desde el 2000 en adelante y tuvieron dificultades para cancelarlos podrán retomarlos con las condiciones de financiamiento originales, pagando las cuotas que se encuentren vencidas, las cuales incluirán los intereses por mora correspondientes.
Ordenamiento
El titular de Arba, Martín di Bella, aseguró que “con esta medida les brindamos la posibilidad de ordenar su situación fiscal a los vecinos que abandonaron su plan de regularización porque tuvieron problemas para pagarlo. En la Provincia consideramos que este contexto de crecimiento económico y desarrollo inclusivo que estamos viviendo favorece a todos los sectores de la sociedad y brinda una excelente oportunidad para que estos contribuyentes retomen su plan y se pongan al día”.
Las liquidaciones de las cuotas vencidas e impagas de los planes caducos podrán tramitarse en forma personal en los centros de servicio de Arba o vía Internet, desde www.arba.gov.ar. Los interesados pueden llamar al 0800-321-Arba (2722) para realizar consultas y conocer detalles de los programas de regularización vigentes.
Beneficio
Di Bella consideró que “si bien este programa significa un beneficio concreto para quienes afrontaron dificultades económicas, hay que tener claro que el contribuyente cumplidor, que se mantiene al día, siempre termina pagando menos que aquel que entra en mora. Nuestros programas de regularización brindan la posibilidad de pagar en cuotas, pero tienen un interés de financiamiento, por eso siempre va a pagar menos el vecino que hace un esfuerzo por estar al día.
“El gobernador Daniel Scioli nos exhorta a que trabajemos siempre de cara a la ciudadanía. Por eso nuestro objetivo es estar cerca de la gente, brindándole buenos servicios, otorgándole oportunidades a quien tuvo dificultades y favoreciendo al vecino cumplidor con bonificaciones, tanto por pago anual como por su comportamiento de buen contribuyente”, subrayó.
Aquellos vecinos que no aprovechen esta instancia para regularizar sus planes caídos quedarán sujetos a las acciones legales que pondrá en marcha Arba para garantizar el cobro por vía judicial, lo cual incluye la posibilidad de que se traben medidas cautelares contra los deudores.
Planes caídos
Cabe destacar que el programa para rehabilitar planes caídos abarca a cerca de 100 mil contribuyentes en el territorio provincial e implica un volumen global de 500 millones de pesos de deuda. El 72 por ciento de esos planes caducos corresponde a contribuyentes con deudas del Impuesto Inmobiliario, mientras que el 28 por ciento restante abarca obligaciones impagas de Automotores, Ingresos Brutos y Sellos.