Según detalló el Ministerio de Justicia y Seguridad sobre el informe elaborado y difundido hoy por la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, durante el primer semestre de 2011 los delitos vinculados al núcleo de inseguridad bajaron un 7,39% en relación a 2010 en territorio provincial, y un 12,5% en comparación a 2009.
Se observa una baja del 5,22% de los homicidios dolosos respecto de 2010, en ocasión de robo disminuyeron en un 11%, y casi un 40% en los últimos dos años. La mitad de los 619 homicidios del semestre derivan de conflictos familiares o vecinales, y en el 60% de los mismos se empleó un arma de fuego.
Los robos y hurtos registraron un descenso del 8,5% en relación a 2010, y del 13,7% en comparación a 2009, a pesar del crecimiento en algunas modalidades menores, como el hurto o extravío de celulares, fenómeno que se vincula al incremento de aparatos circulantes.
Los secuestros fueron cometidos bajo la modalidad exprés (ninguno duró más de 6 horas), y el 30% de los denunciados fueron hechos falsos.
Los hurtos y robo automotor, el informe revela que descendió el 1% pese a que el parque automotor se incrementó en 520.000 unidades en el primer semestre del año.
Asimismo, las estadísticas de la Procuración General de Justicia, reflejan que el 65% de los ilícitos no se vinculan al fenómeno de la inseguridad (amenazas, lesiones leves en peleas callejeras, accidentes domésticos o de tránsito), o son hechos que generan investigación penal pero no son delitos, como extravío de objetos, hallazgo de bienes o averiguaciones.
Por último, en los delitos relacionados a la inseguridad, en 22 de los 24 distritos del conurbano durante el período 2009-2011 se registra una baja delictiva, y en 14 de ellos, con cifras superiores al 10%.