Puro oficio
Lo que pintaba para ser complicado y cuesta arriba para Racing en Rojas, finalmente se confirmó con el correr del juego disputado el domingo en la siempre difícil cancha de Boca. Los de Daniel García arribaron al duelo invictos y con muy buen paso, mientras que los de Raúl Verón también, ya que venían de conseguir cuatro de seis unidades en calidad de visitante. Los primeros minutos mostraron a Racing con más y mejores intenciones, mientras que Boca se paró claramente en actitud expectante, apostando todo a algún error de su rival de turno. La primera situación fue para los de nuestra ciudad, a los 19, tras una interesante pared por la izquierda entre Pizarro y Bravo, y precisamente éste último penetró en el área local y sacó un zurdazo bajo que controló muy bien Airet. A los pocos minutos, más precisamente a los 22, llegaría la primera emoción en la tarde a favor de la Academia cuando Ariel Oubiñas encabezó un ataque por la derecha y cedió al medio para Pizarro, Ale y Cuenca no rechazaron del todo bien y allí estaba Facundo Bravo para sacar un disparo desde el borde del área que se desvió en Grigüelo y se metió al costado de Airet para el 1 a 0 enloquecedor de los racinguistas. Aunque duró muy poco la alegría visitante, ya que al minuto llegó la igualdad de Boca: Ravagnán pasó al ataque por la izquierda y envió un centro que aprovechó Ravichoni para definir ante Ramundo y poner las cosas 1 a 1.

El complemento mostró muy pocas cosas; solamente las buenas intenciones futbolísticas de Racing, aunque carentes de peligrosidad, mientras que Boca solamente pretendía ser ordenado, compacto y agazapado para algún tipo de distracción visitante. Corrieron los minutos sin emociones sobre los arcos y con bastante viento cruzado sobre la cancha de Boca, algo que sin dudas tampoco ayudó al espectáculo, hasta que llegó el minuto 30: el juvenil Ignacio Ríos, recién ingresado, aprovechó un mal rechazo de Ale en el área local y con una linda volea de zurda batió a Airet para el 2 a 1 muy festejado de los racinguistas presentes. De allí al final el conjunto de García se acomodó en el fondo para no pasar sofocones, Boca no le generó peligro concreto y así llegaron los minutos finales donde los tres puntos quedaron en poder del equipo de calle 48 y desde ya la punta en solitario de la Zona B. Marcha muy bien Racing en la tercera fase, donde con tres fechas disputadas tiene los tres partidos ganados y por ende va acrecentando sus chances concretas de clasificación.

SEBASTIAN MEARDI