Trabajadores estatales nucleados en ATE, médicos de Cicop y los judiciales de la AJB convocaron a un paro para el miércoles próximo, que culminará con una movilización a la Casa de Gobierno bonaerense, en rechazo del aumento del 21% ofrecido ayer por el gobierno bonaerense.
Según los gremios, la propuesta esbozada por la Provincia es “insuficiente”, y al reclamo se sumarán los docentes disidentes y las regionales de la CTA.
El secretario general de ATE, Oscar de Isasi, consideró que el Gobierno bonaerense “debe hacer un esfuerzo mayor en su oferta, ya que si bien se valoró como positiva la realizada a los trabajadores de la salud, en líneas generales sigue estando muy lejos de significar una recuperación real de la pérdida salarial que los estatales venimos sufriendo desde hace años”.
Tras aclarar que las paritarias no han quedado cerradas tras la última propuesta, el dirigente gremial consideró que “valoramos como positivos ciertos logros, que claramente resultan del resultado de nuestra lucha, pero entendemos que si bien hemos conseguido algunos avances, la oferta en su conjunto sigue siendo insuficiente para la mayoría de los trabajadores del Estado, que residen las categorías más bajas del régimen de 30 horas, y además no es retroactiva a enero y de discusión anual”.
“Seguiremos de pié en la calle junto a otras organizaciones gremiales y sociales, y así el miércoles venidero estaremos movilizados los trabajadores nacionales, provinciales y municipales de ATE, junto con los médicos de la CICOP, los judiciales, los docentes que quieran acompañarnos y las regionales bonaerenses de la Central de Trabajadores de la Argentina”, dijo el dirigente.