La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Provincia retomará las medidas de fuerza para reclamar la reapertura “urgente” de paritarias y convocó a una movilización para el viernes 23 a la Casa de la Provincia, en capital federal, mientras que en el interior el gremio realizará diversas acciones que incluirán paros en organismos locales de la administración provincial.
La movilización del 23 partirá a las 11 de la mañana del Congreso nacional hacia la Casa de la Provincia. En esa sede, los trabajadores de ATE entregarán un petitorio que incluye además una serie de reclamos como el blanqueo de cifras en negro (Urpes), el pase a planta permanente de trabajadores irregulares, la eliminación de topes para el cobro de las asignaciones familiares, la devolución de los descuentos por paros, y un convenio colectivo de trabajo para los empleados municipales.
El plan de acción de ATE se enmarca en una nueva avanzada gremial por salarios que incluye, en el sector estatal, a la federación de sindicatos Fegeppba que ya inició una campaña de difusión que incluye afiches para exigir que en forma “urgente” se llame a reunión no sólo para discutir un nuevo aumento sino también diversas reivindicaciones como ascensos y el pase a planta permanente de contratados.