Los empleados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y los judiciales de la AJB volverán a parar este miércoles y jueves en los organismos públicos y tribunales bonaerenses para reclamar aumentos salariales y mejoras en condiciones laborales.
La última jornada de la medida coincidirá con la huelga nacional promovida por la CGT moyanista y CTA opositora que lidera Pablo Micheli –y a la que están adheridos estos dos gremios bonaerenses- y también se plegarán los médicos de Cicop, pese a haber aceptado una oferta salarial oficial del 30 por ciento promedio.
En tanto, los judiciales vienen de rechazar por “insuficiente” una nueva propuesta salarial del gobierno de Daniel Scioli con aumentos de entre el 26,5 al 30 por ciento, según las diferentes categorías del escalafón.
Los trabajadores enrolados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), por su parte, reclaman la reapertura de paritarias para discutir salarios. Este gremio fue uno de los que rechazó el acuerdo firmando el mes pasado por el Gobierno bonaerense y los sindicatos mayoritarios que se rigen por la ley 10.430. Además de salarios, reclamarán el “pase a planta permanente de los precarizados, recategorizaciones, nombramiento de personal en áreas críticas, derogación del decreto 03 y apertura de paritarias sectoriales, entre otras demandas”.