La Cámara de Diputados bonaerense aprobó hoy por unanimidad el proyecto de Ley de Talles para varones, dado que la norma actual es exclusiva para mujeres, por lo que resta que el Senado la sancione para su entrada en vigencia. La iniciativa llegó al recinto luego de haber sido debatida con sectores productivos, asociaciones de comerciantes, de usuarios y consumidores, la Defensoría del Pueblo, la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense y organizaciones de autoayuda que trabajan con diversas temáticas relacionadas al cuerpo humano.
«Con la Ley de Talles perseguimos el objetivo de reducir y erradicar cualquier forma de discriminación, es decir, apuntamos a un profundo cambio cultural», dijo el presidente de la cámara y autor del proyecto, Horacio González.
González dijo que el proyecto de ley obliga a los locales de venta de ropa masculina a tener todos los talles, lo que «apunta a un profundo cambio cultural» y “reduce y erradica cualquier forma de discriminación”.
«Desde la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires hemos logrado instalar esta problemática en la vanguardia legislativa a nivel nacional para proteger los derechos de los consumidores», explicó.
«Los comercios que vendan ropa deberán tener en existencia todos los talles correspondientes a las medidas antropométricas de ambos géneros y de todas las edades», consigna la iniciativa. González sostuvo que «hay mandatos no sólo simbólicos sino materiales impuestos por la moda que fomentan conductas de riesgo para la salud al impactar psicológicamente en la persona y empujarla a sentirse mal con su propio cuerpo». «No conseguir ropa es una forma de violencia simbólica y debemos trabajar para erradicarla», concluyó.