Una avioneta cargada con alrededor de 300 kilos de marihuana proveniente de Paraguay fue secuestrada esta tarde en el partido bonaerense de Pergamino, luego de que tuviera que aterrizar porque se quedó sin combustible.
Según informaron fuentes policiales, el operativo, que se denominó «Halcón Verde», se realizó en un campo de la localidad de El Socorro, donde se detuvo al piloto que estaba al mando de una Cessna 182 de cuatro plazas y a dos hombres paraguayos que esperaban la entrega de la droga en las inmediaciones.
Los voceros explicaron que la investigación que posibilitó interceptar la avioneta la había iniciado hace varios meses la Superintendencia de Investigación de Drogas Ilícitas y hoy colaboró con la detención el Grupo Halcón.
Los investigadores tenían el dato de que hoy se podía hacer una entrega de droga en algún lugar de Pergamino. «Se trataba de una investigación que se estaba realizando desde varias semanas y que incluyó la espera paciente de un avión Cessna en donde, se cree, llegaría un importante cargamento de marihuana», informaron fuentes del caso.
Por eso montaron un operativo en la zona hasta que advirtieron que una avioneta Cessna 182 de cuatro plazas debió aterrizar de emergencia al quedarse sin combustible. La aeronave fue interceptada en la ruta 35, a la altura del kilómetro 157, y efectivos del Grupo Halcón detuvieron al piloto, de nacionalidad argentina. Inmediatamente advirtieron que la avioneta llevaba una carga de droga que, de acuerdo a los primeros datos, son alrededor de 300 kilos de marihuana distribuidos en panes.
Cerca de donde aterrizó la avioneta, los efectivos detuvieron a dos personas -de origen paraguayo- que estaban aguardando la carga a bordo de un vehículo, el cual también quedó secuestrado.