El gobierno bonaerense colaborará con el «alojamiento y la rehabilitación» de un niño de dos años y medio cuya madre ofreció por internet vender un pulmón y un riñón con el fin de comprar una vivienda para que el pequeño pueda recuperarse de una grave enfermedad.
El caso tomó estado público a raíz de un aviso que Patricia Canosa, de 27 años, subió en la red social Facebook, bajo el título «Un órgano por una casa», donde, a pesar de estar prohibido por la ley, ofrecía vender un pulmón suyo y un riñón de su pareja y padre del niño, a cambio del dinero suficiente para poder comprar una casa. Su hijo, Nicolás Leiva, de 2 años, será sometido en los próximos días a una intervención quirúrgica en el Hospital «Garrahan» de Buenos Aires.
El ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, se comunicó este lunes con la joven y puso a su disposición «todos los medios necesarios para resolver tanto su situación habitacional como las necesidades de Nicolás, antes y después de la operación», destinada a superar una enfermedad congénita, se informó en esa cartera.
El niño padece el síndrome de Goldenhar y debe ser sometido a una operación de columna, que se realizará el próximo 19 de julio. Por eso la familia, que vive en Olavarría, necesita una vivienda en condiciones adecuadas para poder llevar a cabo el tratamiento posterior.
La operación consistirá en la colocación de un implante de titanio que le permitirá fijar la columna y requiere de un tiempo de recuperación aproximado de 6 meses en un lugar acondicionado para tal fin, por lo que la madre inició la campaña para conseguir la vivienda.