Un gravísimo hecho de violencia escolar conmocionó a la comunidad educativa pergaminense, a raíz de una feroz golpiza que recibió el director de la Escuela Secundaria Básica Nº 11 y secretario de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Ricardo Fusco, por parte de un alumno de 15 años y su mamá. El rector fue auxiliado por los docentes y trasladado en estado de inconsciencia al Hospital San José, donde permanece internado en observación, después de haber sido sometido a diferentes estudios.
La agresión ocurrió ayer en el turno mañana, con un joven problemático, el cual había ocasionado incidentes previos en el establecimiento educativo, motivo por el cual fue suspendido y debía presentarse con su madre. Pero la progenitora en vez de dialogar con la autoridad escolar para resolver el problema, acompañó a su hijo a la escuela y golpearon al director hasta que intervinieron los profesores.
La secretaria general de la FEB, seccional Pergamino, Gladys Santoro, se mostró sumamente apenada por el hecho e hizo una reflexión sobre los casos de violencia escolar.
La autoridad gremial dialogó brevemente con la víctima de la agresión, horas después de ocurrido el hecho, quien le comentó que “el alumno se encontraba suspendido y debía presentarse en el colegio con sus padres, pero cuando llegó al establecimiento sin la compañía de ninguno de sus progenitores, el director lo envió de regreso a su casa. Minutos más tarde el chico volvió a la escuela junto a su madre, ambos provistos con un cuchillo y un hierro, respectivamente.
“Fusco fue atacado dentro de la dirección, lugar del que salió corriendo, para escapar del ataque. Sin embargo se tropezó y una vez en el piso la mujer y su hijo comenzaron a darle puntapiés en distintas partes del cuerpo. Lo golpearon en las costillas y en la cabeza, motivo por el cual perdió el conocimiento y lo volvió a recobrar en el Hospital.
“Si bien estaba consciente cuando hablamos, aún estaba muy dolorido y muy apenado por lo ocurrido. Pensaban dejarlo 48 horas en observación porque había tenido pérdida de conocimiento”.

Reflexión
Por otra parte, la máxima autoridad gremial de la FEB Pergamino, hizo una reflexión sobre los hechos de violencia en el ámbito escolar: “Estamos en una sociedad muy violenta y conflictiva. Solamente con contener al alumno en la escuela e incluirlo, no logramos aliviar la violencia que sufren en sus casas. Como este chico no va a tener actitudes violentas si su mamá agrede con un hierro al director de la escuela. Todo lo que hacemos no alcanza, se nos va de las manos. Que profesores y maestros estén pregonando con el ejemplo que la violencia no sirve y que aparte del ejemplo se den clases especiales, todo tiene poco valor ante un hogar donde hay violencia.
“Estoy muy apenada porque ningún ser humano se merece este trato y menos un director que lo único que hace es tratar de que los chicos estén en la escuela aprendiendo, formándose, tratando de inculcarles valores y por querer educar sea castigado así no es justo”.

Carta
A raíz de este hecho y aprovechando la visita del director general de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Mario Oporto, el gremio elaboró una nota que le fue entregada al funcionario y repartida entre los docentes y medios de comunicación. El texto da cuenta de los hechos ocurridos y reclama: “Con todo respeto nos dirigimos a usted porque nos hacemos varias preguntas ¿hasta cuándo la inseguridad del docente dentro de una institución escolar?, ¿qué hacemos quienes luchamos por la defensa de la escuela pública?, ¿qué o quiénes nos protegen? y también pedimos estar amparados por la Justicia.
“Solicitamos en nombre de nuestro compañero y de cualquier docente que pueda pasar por una situación similar, una respuesta concreta y a la brevedad para defendernos de estos hechos.
“Así como nosotros los docentes, sin distinción, impartimos nuestra enseñanza, les pedimos a usted y a todos los que intervienen en la educación, el apoyo para salvar esta sociedad que se nos está escapando de las manos”.

Fuente: La Opinion de Pergamino