Los productores agropecuarios que integran la Federación Agraria Argentina, más algunos invitados de otras entidades, se reunieron ayer en el Centro Asturiano de Junín para analizar la crítica situación que vive el sector.
Eduardo Buzzi, presidente de la entidad agraria señaló, de manera contundente que “el panorama es alarmante”.
Junto a Buzzi estuvieron diversos dirigentes bonaerenses de la entidad, entre ellos el director provincial Guillermo Giannasi. Antes de la charla con los ruralistas, Buzzi dialogó con la prensa y se refirió a la presentación judicial realizada por el doctor Jorge Meza, quien solicitó la inconstitucionalidad del revaluó del inmobiliario rural.
“Es una demanda muy bien fundada, esperemos que la justicia de San Nicolás (donde recayó la causa) otorgue lo que el juez de Junín Bazzani (Juan) no quiso otorgar, evidentemente se ha quitado el problema de encima, se declaró incompetente. No sabemos si tuvo temor o recibió presiones. No debería sacarse esta responsabilidad”, dijo el dirigente agropecuario.
Aseguró, además, que el Gobernador está “apretando más a los bonaerenses, porque le faltan 13 millones de pesos en el presupuesto. Se perdió el federalismo, porque la Nación se queda con los recursos y pone a los gobernadores en la situación de pedir dádivas”.
Una preocupación que se sumó en estos últimos días fue la lluvia caída. “El diluvio, que no es responsabilidad de ningún gobierno, exhibió la falta de obras hídricas. Las obras no se hicieron”, dijo.
Además advirtió que los productores ya no tienen “espalda” para soportar esta situación, ya que se viene de un año que empezó con sequías y pérdidas. “Y ahora pasamos a una inundación sin escalas. Y las cosechas se volvieron a perder”, aseguró.
Manifestó, asimismo, que esta situación se agrava más con “la pérdida de competitividad que está viviendo el país en materia cambiaria. Las Pymes tenemos problemas a pesar de que se coseche bien, la suma de todo esto es que se siembre tarde o no se siembre para nada”.