El uso de cajeros automáticos, débito automático, tarjetas de crédito y los servicios que posibilitan abonar las cuentas por Internet crecieron fuertemente en los últimos años en la provincia de Buenos Aires, según se informó oficialmente. A lo largo de 2011, la recaudación que obtuvo a través de este tipo de medios de pago se incrementó un 132% si se lo compara con la del año 2009. En la actualidad, el 40,4% de todos los recursos propios que recauda Arba, ingresan mediante esta modalidad, que incluye el uso de cajeros automáticos, Internet, las diferentes formas del débito automático, el pago telefónico y el que se realiza mediante terminales inalámbricas. El resto de los recursos ingresa por otras dos vías más tradicionales: a través de operaciones realizadas en entidades bancarias, con pagos en cheques y efectivo; y mediante las bocas de cobro de los locales de Provincia Pagos. De todas formas, las estadísticas de Arba muestran que algo más de 4 pesos de cada 10 que abonan los contribuyentes bonaerense en concepto de impuestos provinciales se canaliza a través de medios electrónicos, prescindiendo cada vez más de lo que hasta hace unos años eran las formas tradicionales de pago, como puede ser, por ejemplo, el banco.