El diputado provincial Guillermo Castello (Cambiemos), reimpulsó un proyecto de ley que busca establecer nuevas reglas para la imposición de nombres a los bienes públicos que respalde “el principio republicano” porque “pertenecen a la sociedad” y “no a los gobernantes de turno”.
«Es una vergüenza que el Estado siga homenajeando a un corrupto como Néstor Kirchner a través de bienes públicos con su nombre. Por eso, volvimos a introducir el proyecto que exige 10 años desde la muerte de una persona antes de imponer su nombre a un bien del Estado provincial» agregó el diputado oficialista.
Asimismo, agregó que «los bienes públicos son de todos. No son de los particulares ni de un partido político. No son del kirchnerismo» y resaltó que «la iniciativa está respaldada en el principio republicano que establece que los bienes públicos pertenecen a la sociedad, no a los gobernantes de turno».
Según Castello «el proyecto presentado apunta a combatir el culto a la personalidad que caracterizó al régimen kirchnerista y a terminar con la confusión populista entre Estado, partido y líder».
Por último, afirmó que “en la década pasada hubo una práctica arbitraria de ponerle «Kirchner» a todo. Registramos 175 casos en la Argentina y 60 en la provincia de Buenos Aires, y eso hay que terminarlo».