Si bien el área sembrada cayó un 22%, la Bolsa de Rosario estima una fuerte recomposición en los rindes, de hasta 10 qq/ha. En contrapartida, la comercialización de cebada se encuentra muy por debajo de los promedios históricos.

En la recta final de la campaña fina 2023/24, la cebada tomó un fuerte impulso y si bien perdió superficie sembrada, la muy buena performance que está mostrando el cereal en materia de rindes le permitirá recuperar terreno y finalizar en niveles similares al ciclo pasado.

Las previsiones de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) para el ciclo 2023/24 apuntan a una caída en la superficie sembrada de 22%.

El dato favorable es que este recorte sería compensado por el notable aumento en los rindes promedio por hectárea, que pasarían de 28 qq/ha a 38 qq/ha.

A partir de este nuevo escenario, se espera una producción de 4,4 millones de toneladas y si se contabiliza el stock remanente, quedarían disponibles unas 5,2 millones de toneladas.

LOS NÚMEROS DE LA CEBADA

La demanda, por su lado, se mantendría dentro de los elevados niveles que se vienen observando durante los últimos tres ciclos.

En este escenario, las malterías serán la principal fuente de consumo doméstico y la molienda prevista para la cebada cervecera será de 1,15 millones de toneladas, un incremento del 7% con respecto al ciclo pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *