Según indicaron fuentes policiales, el intendente municipal Miguel Ángel Cobo debió requerir la intervención de la fuerza pública tras recibir amenazas por parte del ex concejal y actual dirigente del Partido Justicialista local, Félix De Guglielmo.
El episodio ocurrió esta mañana cuando De Guglielmo al parecer ingresó sin autorización al despacho del titular del Departamento Ejecutivo y lo increpó delante de las personas que en ese momento se encontraban dialogando con el jefe comunal.
Incluso se dice que se habría producido un forcejeo, cuando, ante los infructuosos pedidos de Cobo a De Guglielmo para que se retirara de su despacho, optó por llamar telefónicamente a la Policía Comunal.
Pero la cosa no pasó a mayores porque intervino personal del área de maestranza que logró retirar a De Guglielmo del despacho, y minutos después personal policial terminó por despejar la situación, llevándose a éste en un patrullero, declaró informajunin.com.
Los trascendidos indican que Cobo había dispuesto cortar una serie de gastos de publicidad y otros ítems, dentro de los cuales De Guglielmo se encontraba como beneficiario mensual y ése sería el motivo principal de su actitud.