El secretario de Agricultura de la Nación, Lorenzo Basso, anunció hoy la aprobación comercial de dos nuevas sojas «Liberty Link», resistentes al herbicida glufosinato de amonio, de la multinacional Bayer.  Si bien la aprobación permite su uso comercial, esta decisión depende de Bayer, aclaró Basso a Noticias Argentinas.
«Se trata de un herbicida al que no se le conocen malezas resistentes», explicó y agregó que «con esto nos ponemos a la par con Brasil y Estados Unidos en este tipo de eventos, y esta va a ser la línea de continuidad hacia el futuro».
El funcionario advirtió que «esta aprobación permite la liberación comercial, o no, según decida la firma. Lo importante es que aceleramos el tratamiento y estamos ofreciendo hoy dos nuevas sojas aprobadas que van a permitir una alternancia con respecto al único evento que teníamos».
«Consideramos que había que dar un impulso a la aprobación de otros eventos, por muchas razones, una es la competitividad, la resistencia de algunas malezas al glifosato, la posibilidad de generar otras alternativas y el uso del glufosinato de amonio como un herbicida que permita superar en algunos casos las resistencias que estamos viendo».
Basso destacó que haber alcanzado un nuevo marco regulatorio para la Argentina «es un logro de la articulación público privada y después de 8 meses de trabajo hemos logrado modificar un marco regulatorio que nos tenía muy retrasados en los tiempos, y esto es mérito de esta articulación, que debe ser la nave insignia hacia delante en todo lo que es la política agropecuaria».
«Hay un solo evento de soja aprobada, desde el año 96, que es la de la empresa Monsanto, con esto estamos incorporando dos nuevos de soja que van a permitir diversificar la competencia entre las firmas comerciales», sostuvo.