Los casos de dengue detectados en la provincia de Buenos Aires ya alcanzan los 850, de los cuales el 63 por ciento son autóctonos, mientras que las autoridades sanitarias pidieron mantener las medidas de prevención al advertir que las lluvias de “El Niño” aumentarán los riesgos de contraer la enfermedad.
La ministra de Salud bonaerense, Zulma Ortiz, informó hoy que a la fecha “los casos de dengue confirmados en la Provincia ascienden a 850, de los cuales 537 son autóctonos, es decir, personas que se enfermaron en sus lugares de residencia, sin haberse trasladado”. En tanto, se reiteró que los casos detectados de zika son tres 3 y 2 los de fiebre chikungunya, todos ellos importados.
“Si bien las intervenciones que hemos realizado en territorio junto con las regiones sanitarias y municipios permitieron que hasta el momento, la curva de casos se mantenga estable, aplanada y sin un pico ascendente abrupto, es necesario no bajar los brazos en las medidas de prevención domiciliarias y comunitarias, porque los factores climáticos hacen prever una prolongación del riesgo en el tiempo, que se extenderá durante todo este mes y el que viene”, indicó.
En esa línea, se indicó que el fenómeno climatológico conocido como “El Niño” incrementa tres tipos de riesgo para la Argentina: inundaciones, lluvias y dengue. Frente a este pronóstico del Servicio de Información Meteorológica Mundial, las autoridades sanitarias bonaerenses advirtieron que es clave mantener las tareas de descacharrizado en fondos, jardines y patios. La meta: prevenir la proliferación del mosquito Aedes aegypti, transmisor de esa enfermedad y de los virus zika y chikungunya.