Finalizaron con las obras de refacción en el lavadero del Hospital Municipal Saturnino E.Unzué.

Se pintaron las paredes tras la realización de trabajos de recambio de cañerías que mejoran la prestación del servicio.  Esta intervención también implica el reacomodamiento de algunas máquinas y la reinstalación de un termotanque. Hubo tareas en el sector de Lavado y de planchado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *