Después de empatar 1 a 1 ante Ferrocarril Sud de Olavarría en tiempo reglamentario, Defensores de Salto ganó 4 a 2 por penales y debutó así de manera positiva en la Copa Argentina. Gregorio Salinas abrió la cuenta para Defensores, y Rodrigo Lamardo lo empató para los olavarrienses.
A la hora de los tiros desde el punto del penal, convirtieron Favergiotti, Banegas, Narbiloni y Rodrigo Naya para el equipo de Mario Finarolli. En la próxima fase, el “Loro” se enfrentará a Once Tigres de 9 de Julio, con quien también comparte la zona del Argentino B.

VILLA QUEDO AFUERA
El paso de Villa Belgrano por la Copa Argentina de fútbol fue corto, ya que quedó eliminado en la primera instancia del certamen tras perder por penales el clásico ante El Linqueño de Lincoln 4 a 2.
En los noventa minutos, el equipo de Fabio Schiavi y los dirigidos por Fabián Cóppola no se sacaron ventajas y terminaron 0 a 0, por lo tanto, tuvieron que definir la llave desde los doce pasos. Allí el elenco local fue mas efectivo y avanzó a la siguiente instancia. En los penales para El Linqueño convirtieron Cristian Roca, Emanuel Manavella, Bruno Verón y Leo Valli, mientras que en Villa anotaron Juan Tello y Lucas Borbolla. Los que erraron en la “V Azulada” fueron Orellana y Ciotta.
En la próxima ronda, el conjunto de Lincoln se enfrentará con Agropecuario de Carlos Casares, quien el miércoles eliminó a Club Mercedes luego de ganarle por 4-1.

*La violencia dijo presente
En el entretiempo del partido se produjeron incidentes entre las hinchadas. Simpatizantes de El Linqueño comenzaron a arrojar piedras desde una calle aledaña al estadio a la tribuna donde estaba apostada la parcialidad de Villa Belgrano. A partir de allí, se armó un ida y vuelta de proyectiles que duró alrededor de 30 minutos. Unos cuatro policías resultaron heridos sin gravedad y dos patrulleros sufrieron roturas de vidrios. El encuentro estuvo a punto de suspenderse, pero la policía dio garantías y el árbitro decidió que continúe disputándose.