Diez trabajadores del ex frigorífico Boicam trabajan para la conformación de una cooperativa de trabajo que permita reactivar la planta y crear una cantidad significativa de empleos. Así lo informaron días pasados los propios trabajadores, en compañía de su asesora legal, la abogada Mariangel Perret.
Si bien los integrantes iniciales de la nueva institución serán solo diez, se sabe que hay muchos más interesados en integrarla, por lo que en ese aspecto el buen destino del proyecto estaría asegurado.
Los trámites para la conformación legal de la cooperativa han sido iniciados, y también hubo entrevistas con el Intendente Municipal, Eduardo Quiri, ya que el predio donde está instalada la planta industrial pertenece a la comuna.
El papel del Municipio, no obstante, no se reduciría al aporte del terreno, sino que según el contrato que lo uniera con la desaparecida firma Boicam, última propietaria de la empresa, estaría en condiciones de readquirir todo a raíz de incumplimientos por parte de la sociedad privada.
Cabe consignar que los diez trabajadores han entablado un pleito contra la firma Boicam por salarios y aportes previsionales adeudados, pero esta cuestión corre por cuerda separada de la conformación de la cooperativa.
La doctora Mariangel Perret explicó que existe, además, un reclamo de índole laboral de los empleados hacia los últimos propietarios de la firma, pero que ello no está relacionado con la posible reactivación, que se daría en el marco de la operatoria conocida como de “fábricas recuperadas”, que tantos éxitos ha cosechado a lo largo y a lo ancho del país. “Presentamos formalmente un proyecto de formación de la cooperativa en la Municipalidad, y también a todos los candidatos a Intendente que participarán en las próximas elecciones. Todos nos recibieron, se mostraron interesados en la idea, y luego verán cuáles son las iniciativas que toman. El Concejo aprobó una iniciativa del vecinalismo en este mismo sentido, y a raíz de eso se tomó contacto con la Municipalidad”, expresó la abogada Perret.
También se refirió a la viabilidad del proyecto, señalando que “es perfectamente viable, no estamos hablando de imposibles. La Municipalidad de Rojas es la propietaria del predio, que fue cedido, entre otras empresas, a Boicam. Nunca se terminó de perfeccionar la compra-venta por determinadas circunstancias, hubo incumplimientos de Boicam, y hay una cláusula dentro del contrato, lo cual está expresado por la Municipalidad en el expediente judicial en marcha, que le permite readquirir el predio y otorgarlo, en este caso, a la cooperativa. El tema, hoy, es éste. Luego llegará el momento de sentarnos a pensar qué hacemos con las deudas de la empresa. Lo fundamental ahora es poner el frigorífico en marcha, y con eso ir saldando las deudas. Esto es también un beneficio para la propia Municipalidad, porque podría obtener un beneficio de la locación, tasas, y demás”.