Argentina tiene 40.117.096 habitantes, de los cuales 20.593.330 son mujeres y 19.523.766 varones, un 10,6 por ciento más que en 2001, de acuerdo con los resultados definitivos del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010 difundidos por funcionarios del INDEC.
La campaña censal del 27 de octubre del año pasado estableció, además, que los extranjeros representaron el 4,5 por ciento de la población total del país, un dato que revela por primera vez desde 1914 un cambio en la tendencia descendente.
Asimismo, determinó que la provincia de Buenos Aires concentra el 38,9% de la población del país, mientras que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con apenas 4,1% es la jurisdicción que menor incremento poblacional tuvo entre 2001-2010.
La cantidad de habitantes del país es algo más alta que la informada el 20 de diciembre pasado desde la provincia de Santa Cruz, donde las autoridades del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo dijeron que había 40.091.359 personas.
La directora general del INDEC, Ana María Edwin, calificó hoy como «un éxito» la campaña censal, ya que cubrió «más del 97 por ciento» del territorio y tuvo una omisión censal de apenas «0,79 por ciento». La funcionaria lamentó, sin embargo, que no se hayan podido relevar datos en las Islas Malvinas y otros archipiélagos del Atlántico sur por estar «ocupados ilegalmente por el Reino Unido».
Edwin dijo que ayer presentaron estos resultados a la presidenta Cristina Fernández y reivindicó que el gobierno utilice las estadísticas del INDEC, muchas veces cuestionadas, para estableces políticas públicas. La funcionaria consideró que fue el censo «más inclusivo e integrador», al destacar la participación de los pueblos originarios para censar sus comunidades, y opinó que fue «uno de los mejores» a excepción del realizado en 1947, al que definió como «el mejor».
Edwin valoró aún más el censo al recordar que tuvo que seguir realizándose tras conocerse la noticia del fallecimiento del ex presidente Néstor Kirchner.
«Debía ser un día de alegría y fue un día muy duro para todos los argentinos», dijo durante la presentación en el auditorio de la Jefatura de Gabinete.
La titular del INDEC expresó «preocupación» por el fuerte estrechamiento en la base la pirámide de población, es decir la que va de 0 a 4 años de edad. «Cada vez nacen menos niños. Muchachos, a tener niños», dijo al auditorio que celebró con risas sus dichos.
También provocó aplausos cuando arengó a las mujeres a «cuidar a sus varones», al puntualizar que en el país hay «casi un millón menos de hombres», 20.593.330 y 19.523.766, por lo cual cada 100 mujeres hay 94,8 varones.
Asimismo, sugirió mudarse a provincias como Santa Cruz o Tierra del Fuego, donde la proporción de hombres es mayor, aunque prestando atención del rango de edades.
La funcionaria dijo que el aumento de extranjeros se registra desde 2003, cuando «se salió de la profunda crisis en la que nos sumieron», y atribuyó esa inmigración, sobre todo de mujeres provenientes de Paraguay y Bolivia, a las «mejores posibilidades laborales» y al acceso a los servicios de salud y educación.
Edwin estuvo acompañada en la rueda de prensa por el director técnico del INDEC, Norberto Itzcovich, y el director nacional de Estadísticas Sociales y de Población, Rubén Nigita.
Ambos funcionarios indicaron que el censo determinó que el total de viviendas en el país es de 13.835.751, 14,9% más que en 2001, mientras que el total de hogares es de 12.171.675, es decir un 20,8% más que en el período anterior.
El Censo reveló, además, que la Capital Federal sigue siendo la ciudad más densamente poblada, con 14.450,8 habitantes por kilómetro cuadrado, densidad que no varió en forma significativa a lo largo de los últimos censos. También que existe una desigual ocupación del territorio nacional, que tiene 14.4 habitantes por kilómetro cuadrado.
Los datos revelaron que esta desigualdad es sustancial en la provincia de Buenos Aires, que tiene 50,8 habitantes por kilómetro cuadrado en todo su territorio, pero 2.694,8 en los 24 partidos del Gran Buenos Aires y sólo 19 en los del interior provincial.