Cumpliendo una espectacular labor y derrotando en la final al salteño Aníbal ´Vázquez (favorito de todos para ganar el campeonato), el rojense Jonathan Sánchez escribió otra hermosa página del boxeo amateur local al consagrarse Campeón Nacional en la categoría hasta 56 kilos, y que es el broche de oro para una campaña casi inmaculada en el boxeo no rentado, y que lo potencia de enorme manera para el profesionalismo, que seguramente será materia para el año que viene.
Sobre la pelea decisiva ante Aníbal Vázquez, Jony comento que “fueron cuatro rounds muy intensos y la pelea fue muy pareja, él es un muy buen boxeador y venía con grandes antecedentes porque venía de salir dos veces campeón argentino y tres veces subcampeón, donde perdió con Alberto Melián. Fue un boxeador muy complicado y en el fallo no sabíamos quien había ganado, por suerte me tocó a mi y estoy muy feliz”, aunque aclaró que “llegué un poco débil porque tuve que bajar cuatro kilos; eso me dejó un poco sin piernas, tuve que exigirme en los entrenamientos y hacer una dieta, por eso pude dar la categoría y dar en el peso”.
Sobre su paso al profesionalismo, Jonathan Sánchez dijo que “todavía quiero esperar para ver que es lo que sucede el año que viene para agarrar más experiencia y ver que es lo que falta, además corregir errores como para llegar lo más preparado posible como para dar el salto”.
Jony además dijo que “me hubiese gustado hacer algunas peleas más, pero por lo menos tuvimos más continuidad que otros años. Estoy trabajando duro porque esto recién empieza, además voy a estar viajando a Junín donde puedo hacer guanteo y los chicos que están trabajando allí te exigen bastante porque son buenos boxeadores.
En el final Jonathan comentó que “siempre trato de corregir errores pensando en llegar de la mejor forma al profesionalismo, que es el objetivo final”.