La Dirección de Servicios Urbanos junto con la de Barrios continúa con el plan trazado de mejoramiento de las calles de tierra en los barrios del casco urbano con el objetivo de dar una solución urgente al problema que plantean los vecinos cada vez que llueve torrencialmente. Por ese motivo, luego de evaluar la situación se llegó a la conclusión de que son alrededor de 150 las cuadras a arreglar y terminar con esos problemas.
Pero las mencionadas áreas, junto con la Secretaría de Gobierno y Seguridad a través del cuerpo de Inspectores, se encontraron con una desagradable sorpresa: mientras se están haciendo grandes esfuerzos económicos en pos de mejorar la transitabilidad en las calles de tierra, algún vecino con camiones se trasladó por las arterias luego de los días de lluvia rompiendo y tirando por la borda todos los trabajos realizados en barrio Progreso.
Cabe señalar que este plan de mejorado de 150 cuadras tiene previsto emplear alrededor de ciento cincuenta mil pesos, además de las horas de trabajo de los agentes municipales. Este comportamiento no hace más que disparar un interrogante: ¿se conoce el verdadero sentido de la palabra solidaridad? De esta manera es como se malgastan los recursos que provienen de los propios vecinos.
Por su parte, los Inspectores ya labraron las actas correspondientes ante la infracción e incumplimiento de las normas de convivencia perpetradas por este vecino que destrozó, literalmente, varios metros de unas calles en barrio Progreso.
También se pide paciencia a los vecinos cuyas calles se encuentran anegadas o hundidas por obras de cloacas, ya que en cuanto mejore el clima se procederá al inmediato arreglo de las mismas.