En medio de la segunda jornada de paro docente en la provincia de Buenos aires que, según los gremios, se lleva adelanta con una “altísima adhesión”, el ministro de Trabajo, Oscar Cuartango, confirmó que descontarán los días de paro.
El funcionario, quien a diferencia del Frente Gremial consideró que fue “moderada” la adhesión al paro, destacó que “hay una resolución interministerial conjunta firmada por los titulares de todas las áreas estableciendo que los días de paro son descontados”.
La noticia, que ayer no había querido ser confirmada por fuentes oficiales, llegó hoy a través de Cuartango, quien criticó el paro que afecta a 16 mil establecimientos públicos y privados del territorio provincial, a los que asisten más de 4,5 millones de estudiantes de distintos niveles.
El ministro sostuvo que durante una reunión en la Dirección de Educación y Cultura se saldó “una parte del reclamo”. Y en cuanto al reclamo salarial, dijo que “no estamos en condiciones de dar un aumento” y “recién se reabrirá la paritaria con vistas a marzo de 2013”. En ese sentido, indicó que “vamos a tratar de hacerlo con la mayor anticipación posible para llegar con los salarios acordados”, y evitó referirse al resto de los puntos demandados.
Tras asegurar que con la medida de fuerza se busca generar un escenario de caos y priorizar «el interés general sobre el sectorial», Cuartango cuestionó que la protesta haya sido convocada por dos grupos gremiales para distintos días: el Frente Gremial -FEB, Suteba, UDA, Amet y Sadop- para martes y miércoles y Udocba –entolado en la CGT- para jueves y viernes.
“Esto agrava la situación porque perjudica innecesariamente cuatro días a todo el conjunto de la población que tienen hijos en edad escolar, cuando podrían haber hecho el paro de 48 horas los mismos días” dijo a Radio Provincia, y advirtió que “pareciera que habría una intencionalidad de generar un clima más caótico del que existe”.