Un total de 17 distritos fueron declarados en emergencia agropecuaria por la Provincia, 13 de ellos por efecto de las últimas inundaciones, mientras que otros 8 partidos que pidieron el beneficio.
La Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario (Cedaba) resolvió declarar la “emergencia y/o desastre” por inundaciones en los partidos de Azul, Benito Juárez, Adolfo Gonzales Chaves, Las Flores, Saladillo, San Cayetano, Tapalqué, Necochea, General Alvear (en los cuarteles 4, 5 y 6) y Laprida (cuarteles 5 al 12).
En tanto, y también por inundaciones, se declaró la “emergencia” para los partidos de General Pueyrredón, Tandil y Guaminí (en los cuarteles 4, 5, 7 y 8). Las declaraciones regirán entre el 11 de septiembre y el 31 de diciembre próximo.
Ahora, los productores afectados de esos distritos deberán presentar una declaración jurada de daños en función de las cuales serán evaluados y encuadrados en las categorías de emergencia o desastre agropecuario.
Tanto la declaración de emergencia como la de desastre permiten reprogramar obligaciones con el Banco Provincia a los chacareros afectados. La diferencia central radica en que, en el primer caso, se posterga el pago del Impuesto Inmobiliario Rural y otros tributos, mientras que el desastre (con más del 60% del campo afectado) exime directamente del pago.
Además, la Cedaba declaró la emergencia y/o desastre –aunque en este caso por sequía- para los cuarteles 7 a 11 de Saavedra, Coronel Pringles y Villarino (prórrogas) y declaró sólo la emergencia en Tordillo. En los cuatro casos, las declaraciones regirán hasta el último día de diciembre.
En tanto, para el próximo encuentro ya se dio entrada a los pedidos Monte, Daireaux, Adolfo Alsina y General Belgrano, todos afectados por las inundaciones. También se analizará la situación de los distritos de Hipólito Yrigoyen, Olavarría, Pehuajó, y Rivadavia, cuyas declaraciones de emergencia vencen el 30 de septiembre.