El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, expresó este sábado que «con integración y tecnología pronto se va a superar el piso de 110 millones de toneladas de granos». Lo hizo al visitar la planta que la cerealera Nidera tiene en la localidad santafesina de Venado Tuerto, acompañado por su viceministro, Lorenzo Basso.
Allí Domínguez resaltó «el trabajo conjunto de los sectores público y privado, a través de las fuerzas productivas, del INTA y del INASE», que son los institutos nacionales de Tecnología Agropecuaria y de Semillas. El jefe de la cartera agropecuaria subrayó el concepto de «inteligencia colaborativa» y se hizo eco del discurso de la presidenta Cristina Fernández de «buscar la colaboración y dejar de lado la confrontación».
«Con inteligencia colaborativa, con integración y tecnología, se conseguirá el crecimiento de la superficie sembrada y del volumen cosechado, y pronto se va a superar el piso de las 110 millones de toneladas de granos», afirmó Domínguez, quien destacó que «el INTA es el engranaje impulsor del crecimiento de la producción».
En Venado Tuerto, Nidera posee un laboratorio único en América latina, donde el año último se desarrolló el primer gen argentino, el girasol CL Plus. Domínguez y Basso fueron recibidos por el intendente local, José Luis Freire; los presidentes del INTA, Carlos Casamiquela, y del INASE, Carlos Ripol, y los directores de Nidera, Matías Amadeo y Pablo Bergadá. Visitaron el Departamento de Investigación, en donde los breeders semilleros presentaron los principales programas de semillas.

Fuente: DyN