“Hemos encontrado recibos de sueldo apócrifos, como así también documentación doble” dijo, mediante conferencia de prensa, el abogado juninense Jorge Nani sobre las supuestas estafas a trabajadores municipales, agregando que “el denunciado, señor Reyna, aprovechando la buena fe de los empleados hacía firmar doble documentación: dos pagarés, uno que realmente iba destinado a la cuenta sueldo de los afiliados, y el otro a una cuenta que no se sabe dónde fue a parar. Hicimos la denuncia por estafas reiteradas y asociación ilícita”.
Jorge Nani informó que “junto a varios empleados viajamos a Buenos Aires para concurrir a las sedes de las tres financieras de Capital que oportunamente otorgaron préstamos, y explicando que “muchos de esos créditos salieron de las financieras con documentación trucha. Yo hablé con el abogado de una de ellas, y me pidió que retirara la denuncia por asociación ilícita. Por supuesto que les dije que no, y deberían haber venido a declarar y también a hablar con el Intendente, tal como aseguraron que iban a hacer, pero todavía no vino nadie”.

Jorge Nani además dijo: “Por acción u omisión, los funcionarios de la Municipalidad también deben ser investigados, y por eso hemos incluido en la denuncia a muchos de ellos, los involucrados con las áreas contables, inclusive empleados administrativos del sindicato. Todos deberán declarar, porque no puede ser que un señor haya hecho semejante desastre económico gracias a la buena fe de los afiliados”.
El abogado juninense cerró la conferencia advirtiendo que “queremos saber dónde fue el dinero, comentarios hay un montón, pero de la investigación debe surgir la verdad. Inclusive hay un montón de cheques dando vueltas, en poder de distintas personas de esta ciudad. Además me he enterado por comentarios que en 2007 hubo una irregularidad parecida, que se solucionó a través del intendente Chano Aloé, que tomó cartas en el asunto y lo solucionó en beneficio de los afiliados. Pero desde hace dos años el intendente Aloé no está, y este señor Reyna siguió haciendo lo que había hecho en 2007, aprovechándose de la buena fe de los afiliados”.