La comisario Edith Cobas, titular de la oficina donde se trata la Violencia Familiar (también conocida como Comisaría de la Mujer) dialogó con Tiempo de Noticias y dijo que “un pilar fundamental se ha disgregado, y esa es la familia. A partir de allí comienzan los graves problemas. Hay inconvenientes de educación evidentes”.
“En Rojas esta oficina de la mujer se creó el 31 de marzo, por pedido del Ministro Casal y por decisión de las autoridades locales” dijo Cobas, y agregó que “desde esa fecha tenemos 96 denuncias por problemática de violencia familiar, lo que es un número importante”.
Edith Cobas se entusiasmó al comentar que “hay una buena interrelación entre nuestra oficina, el municipio, el Juzgado de Paz, y también el comisario Aguirre, por eso se trabaja a gusto y haciendo muy bien las cosas”.
“Ahora se creará una casa de contención, son todos detalles muy buenos. Y si tenemos en cuenta que por ejemplo Junín no tiene Comisaría de la Mujer y nosotros sí, quiere decir que hemos dado un paso valioso” añadió Cobas.
Hablaste de una casa de contención, ¿cuándo quedará habilitada?
Es inminente, porque todo está aprobado e incluso la casa está en condiciones.
¿Se presentan muchos casos de violencia?
La verdad que sí, algunos casos son solucionables y otros no tanto, cuestan más tomar una buena decisión. Hemos tenido días de 3 ó 4 casos de violencia. La violencia ya es como una pandemia, ya que pasado las fronteras.
¿A qué le atribuís el crecimiento de la violencia?
Creo que un pilar fundamental se ha disgregado, y esa es la familia. A partir de allí comienzan los graves problemas. Hay inconvenientes de educación evidentes. Todo comienza con una discusión y luego se agrava. Igualmente cada caso que aparece es especial, y tiene sus aristas particulares.
¿Crees que las leyes deben ser más severas?
Es una lucha que tenemos las mujeres, el hecho de pedir penas más importantes para los violentos. Igualmente hay que darles confianza a muchas mujeres que sufren agresiones pero que no denuncian los casos. La denuncia es un instrumento para defenderse, para empezar a erradicar el mal. No hay que ocultar.
¿Falta personal policial en Rojas?
Puede ser, pero igualmente en Rojas se trabaja muy bien.