Empleados de la Dirección  de Cultura y Educación continúan con la toma del edificio de esta cartera bonaerense, tras no haber llegado a un acuerdo entre funcionarios de ese ministerio y dirigentes gremiales para dejar sin efecto la medida de fuerza que comenzó el último martes por el recorte de horas extras y viáticos.
En tanto gremialistas esperan que las negociaciones continúen durante la jornada de este jueves. En sentido, fuentes gremiales dijeron a un matutino platense que el diálogo con autoridades se retomarían a partir de las 9.30.
Durante las negociaciones parecía que se llegaría a un principio de acuerdo, con el armado de una mesa técnica compuesta por ambas partes para tratar “la adecuación de las partidas que vienen desde Economía sin que afecten el ingreso de los trabajadores”, dijo un dirigente de ATE.
Sin embargo, poco después los representantes gremiales dijeron al diario El Día que “los funcionarios dieron marcha atrás con esa posibilidad y dijeron que seguirán adelante con el recorte del cupo de horas extras”.
Por su parte, la titular de Educación, Nora de Lucía, aseveró que “no hay ajuste, venimos a garantizar el pago de quien trabaja”, y consideró que “tenemos un claro compromiso con la administración de los recursos del Estado y estamos trabajando para cumplir con el pago de los salarios de docentes y auxiliares”.
De Lucía utilizó duros términos para referirse a la medida de protesta. “El diálogo y reordenamiento del sistema son nuestras prioridades, pero esta situación, encabezada por un grupo de empleados que arrastran privilegios y que se circunscribe a la sede administrativa, no se condice con la realidad de quienes día a día ponen su esfuerzo para atender a los alumnos”.
Ante la toma de la sede de la cartera educativa, de la misma se puso en conocimiento a la Justicia Penal y efectuó la denuncia ante el Juzgado de Garantías N° 4. Se dictó la medida cautelar tendiente a restablecer el orden y garantizar el funcionamiento de la dirección de Educación.