Dirigentes de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) se reunirán con representantes del Gobierno bonaerense para plantearles modificaciones en el esquema impositivo para el sector agropecuario, propuesto en el proyecto de presupuesto 2012.
La dirigencia de Carbap será recibida por el jefe de Gabinete, Alberto Pérez y por el Ministro de Asuntos Agrarios, Ariel Franetovich este lunes, para discutir el articulado de proyecto de presupuesto que prevé una suba del 27% “plana” en el impuesto inmobiliario rural, como punto central.
Desde Carbap indicaron que la suba “indiscriminada” para todas las zonas del interior bonaerense es el punto que más preocupa a los representantes de los productores rurales.
Pero ese no es el único punto de la agenda que los ruralistas quieren discutir con el Gobierno. También plantearán reservas respecto a cómo está redactado en punto que establece el pago de Ingresos Brutos para los servicios agropecuarios, porque “no queda claro si será del 3 o del 1,5%”.
Además, los ruralistas buscan una modificación del impuesto a los sellos y una mayor claridad en la aplicación de “la promesa del Gobernador Scioli respecto a que el impuesto a la herencia no se aplicará a los casos de campos que sean heredados por familiares que los dediquen a la producción por al menos cinco años”.