Los dirigentes de las principales entidades rurales bonaerenses se reunirán este martes en Bolívar para analizar la situación de las inundaciones y reclamar a los gobiernos nacional y provincial obras y asistencia directa para los productores afectados.
Los dirigentes de las principales entidades rurales bonaerenses (Carbap, FAA, Sociedad Rural y Coningro) participarán junto a productores de la asamblea prevista para las 15 donde reclamarán obras de infraestructura, asistencia financiera, y la agilización de las declaraciones de emergencia y desastre agropecuario que permiten beneficios impositivos y reprogramaciones de dudas con el Banco Provincia.
Los ruralistas reprochan que el gobernador Daniel Scioli sigue sin firmar las declaraciones para varios distritos aprobadas por la Cedaba desde abril a la fecha. Además, sin esta firma, los productores tampoco pueden presentarse a pedir la homologación del beneficio a nivel nacional.
En ese sentido, el titular de la Confederación de Asociaciones de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Horacio Salaverri, cuestionó al ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Gustavo Arrieta, que el viernes -en un informe elaborado por su cartera- estimó en 3,5 millones el número de hectáreas afectadas por el exceso hídrico (un 60 por ciento menos que las 10 millones que habían informado los ruralistas).
“Me llama la atención esta comparación que no tiene ningún criterio. Estamos pidiendo por los productores que están afectados, y a los efectos de atenderlos, estas interpretaciones sobre el futuro no sirven para nada”, cuestionó Salaverri.
No obstante, el dirigente coincidió con que el “núcleo duro” de la afectación de campos se circunscribe a las 3,5 millones de hectáreas informadas por Asuntos Agrarios aunque señaló que el número de 10,5 que estimó Carbap “surge de las propias actas” de la Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario (Cedaba) que la semana pasada declaró la emergencia por inundaciones a otros 13 distritos bonaerenses.