El Gobierno provincial oficializó la implementación de una «experiencia pedagógica» que llevará delante de manera gradual a partir de este año en 600 escuelas secundarias de gestión estatal y privada bonaerenses.
La Dirección General de Cultura y Educación avanzará con modificaciones en escuelas secundarias de todos los distritos provinciales, según confirmó en el Boletín Oficial. Entre ellas, incluirá la articulación con el nivel primario y la implementación de docentes tutores.
«Se trata de una experiencia pedagógica integral y progresiva para los estudiantes que ingresan a la escuela secundaria obligatoria a partir del año 2018. Para ello, se requiere que las Instituciones involucradas incorporen en los Proyectos Institucionales, a partir de un trabajo en equipo, aquellas estrategias y acciones que se proponen desde el nivel, como otras que surjan a partir de la mirada institucional inscripta en un contexto sociocultural específico e individualizado», se detalló en el Boletín.
Entre las estrategias y acciones que se desarrollarán, se destacan la articulación entre el nivel secundario y el primario a través de «dispositivos y propuestas de manera tal de favorecer la recepción de los ingresantes». En la misma línea, se impulsa «implementar un período específico destinado al recibimiento de los ingresantes a 1er año en la Escuela Secundaria».
Por otro lado, la experiencia incluye el «acompañamiento a las trayectorias» a través del «seguimiento de los estudiantes a través de un docente de la institución, denominado Profesor Acompañante de Trayectoria (PAT), que tendrá la función de acompañar las trayectorias del grupo durante todo el ciclo básico, articulando su tarea con el equipo de conducción, los profesores del curso, el EOE, los preceptores, las familias y otras instituciones vinculadas».
La labor de esta nueva figura «guiar, orientar y ayudar a construir el rol de estudiante secundario, potenciar y sostener sus trayectorias escolares reales, favorecer la articulación interna de la propuesta pedagógica, intercambiar e informar acerca de buenas prácticas, entre otras acciones».
En tanto, se plantea también el desarrollo de una propuesta de «prácticas pedagógicas». «Se deben considerar el desarrollo de proyectos socio-comunitarios centrados en la participación de los estudiantes que den respuesta a problemas complejos del entorno, permitiendo la integración de los estudiantes con la comunidad y el fortalecimiento de la participación social y la responsabilidad ciudadana», se detalla en la propuesta oficial.