Se trata de tasas bonificadas para capital de trabajo, equipamiento e infraestructura y un estímulo para la producción de litros y sólidos útiles adicionales.
A partir del trabajo conjunto entre funcionarios de los ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca y de Economía y Finanzas Públicas, y luego de las reuniones mantenidas con diversos actores de la cadena de valor del sector lácteo y donde también participaron los ministros Carlos Casamiquela y Axel Kicillof, se definió la necesidad de implementar acciones orientadas a mitigar las dificultades de corto plazo que enfrentan los productores de zonas afectadas por condiciones climáticas adversas, así como de generar instrumentos para aumentar la productividad del sector en el mediano plazo.
Es por eso, que hoy se anuncian las primeras medidas en este sentido, que son el establecimiento de nuevas líneas de financiamiento con tasas bonificadas para capital de trabajo, equipamiento e infraestructura y un estímulo para la producción de litros y sólidos útiles adicionales.
En relación con las líneas de crédito, a través del Banco de la Nación Argentina (BNA) se dispondrá de $500 millones para préstamos al sector con una bonificación de tasa de 4 puntos sobre la tasa de interés asumida por la cartera agropecuaria, con el objetivo de financiar la realización de inversiones en capital de trabajo y equipamiento, infraestructura y genética e incorporación de innovaciones tecnológicas. El beneficio será para todos aquellos que tengan como actividad principal a la producción láctea, focalizándose en las unidades económicas pequeñas y medianas con una producción promedio menor a 3.000 litros diarios (cerca del 75% de los tambos del país).
Se acordó también con los gobiernos provinciales de Buenos Aires y Santa Fe, a través de sus agentes financieros – el Nuevo Banco de Santa Fe y el Banco de la Provincia de Buenos Aires-, la creación de otras dos líneas de préstamos que en una primera etapa ascenderán a $150 millones para productores del sector que se encuentren en situaciones de emergencia. En este caso la tasa de interés se bonificará de manera compartida entre las mencionadas provincias y el Ministerio de Agricultura.