«Finalmente, el océano y la atmósfera se están acoplando», señalaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario y vuelve a presagiarse un Niño entre moderado y fuerte.

[ad id=»131706″]

Con la siembra gruesa dando sus primeros pasos con algunos lotes de maíz, los pronósticos climáticos comienzan a dar de nuevo buenas señales: El Niño parece haberse nuvamente fortalecido.

Hace un mes, la Guía Estratégica del Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) alertaba que el fenómeno parecía debilitarse, pero ahora los forzantes tanto océanicos como atmosféricos parecen volver a jugar a favor de una recuperación del régimen de lluvias para la campaña 2023/24.

“Hace un mes se hablaba de debilitamiento y la intensidad había pasado de fuerte a moderada”, reconocieron desde la BCR.

[ad id=»129172″]