Tras los incidentes de la semana pasada y la falta de quórum para aprobar el paquete impositivo enviado por el Ejecutivo, la cámara de Diputados bonaerense volverá a reunirse el miércoles, y el oficialismo deberá ajustar los números para lograr la aprobación del aumento de impuestos.
Con la presencia nuevamente de manifestantes del campo, la cámara Baja buscará convertir en ley el proyecto que propone un revalúo del inmobiliario rural, aumentos en Sellos, Ingresos Brutos y eliminación de exenciones para cooperativas y empresas telefónicas, además de pedir librar Letras del Tesoro por 2.200 millones de pesos.
Por estas horas, los operadores legislativos del oficialismo hacen cuentas: hasta ahora, ningún bloque opositor aprobaría los aumentos fiscales, por lo que el FpV, aliado a Nuevo Encuentro, buscará imponer su número. Juntos, ambos bloques suman 46 votos, exactamente la mitad de la cámara, por lo que necesitarán de una “asistencia perfecta” propia para hacer avanzar el proyecto.
En tanto, el endeudamiento, para el que se requieren dos tercios de los votos, sería acompañado por la UCR –aún está discutiendo su posición-, el PRO Peronismo y el FAP-GEN.
Respecto de la presencia de productores, fuentes legislativas indicaron que aún no se dispuso ninguna medida especial luego de los fuertes incidentes de la semana pasada que dejó un saldo de al menos cinco personas heridas, aunque no se descarta un operativo que “contenga” a manifestantes en las afueras de la Legislatura.