La cotización de las principales categorías de hacienda subió alrededor de un 25% en el principal mercado de referencia. El temor del Gobierno es que se traslade al precio de la carne al público y por eso amenazó con cerrar exportaciones.

[ad id=»131706″]

Tras la fuerte disparada de la hacienda de consumo en el Mercado Agroganadero de Cañuelas (MAG), que entre la rueda comercial del pasado viernes y este martes registró una suba del 25% en novillitos y vaquillonas, y podría incidir en un aumento del precio de la carne, el Gobierno nacional amenazó con cerrar las exportaciones de carne, al menos por los próximos 15 días.

La noticia fue confirmada por fuentes oficiales y de la industria. “La medida se tomó a la espera de un acuerdo de precios con el consorcio de frigoríficos y sin acuerdo, no habrá permisos de exportación“, señalaron voceros del Gobierno.

Sin embargo, horas después, y con la polémica ya instalada, el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan José Bahillo, negó que haya una suspensión de exportaciones, pero reconoció que están negociando acuerdos con los frigoríficos.

En otras palabras, la suspensión de exportaciones no se formalizó y fue solo una amenaza, pero evidentemente dependerá de que los acuerdos avancen o no.

Más tarde, hubo más información oficial: “Estamos trabajando con el sector en un acuerdo de volumen y precios para el abastecimiento en el mercado doméstico y sostener las exportaciones”, subrayó el director General de Aduanas, Guillermo Michel.

Lo hizo tras reunirse con Bahillo y con el titular del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC, Mario Ravettino.