«Cuando se les dice a los productores que produzcan y resulta que después recibe un precio menor al pensado, o se destruyen los mecanismos de comercialización, o se termina quedando con el producto. Y quedarse con el producto es quedarse con la deuda porque en la producción agropecuaria están los insumos, agroquímicos, semillas o combustibles”, ejemplificó el ministro sobre ese nivel de insatisfacción.
Y añadió: «muchas veces se compra contra cosecha y si después uno tiene la cosecha, y no vende el producto y se queda endeudado, hace que el nivel de insatisfacción se acreciente, y esto no da para cuatro años más. Por eso creo que la gran oportunidad está ante este hecho electoral que se inicia este fin de semana y que termina en octubre”.
Para Bertero, «la situación del campo es permanentemente cíclica y estamos metidos en un circuito que no terminamos nunca de darle solución a los problemas de fondo”.
El funcionario del gobierno de Hermes Binner, candidato a presidente en los próximos comicios de octubre, dijo que se sigue «discutiendo como se hace la transacción entre los productores de la industria; el tema del trigo y del maíz, y parece que esto no terminará nunca».
El ministro indicó en declaraciones a Radio Colonia que a la producción está «muy bien» lo que demuestra que «cuando hay condiciones para producir no se escatima el esfuerzo y se aumenta permanentemente los índices de producción».  Bertero afirmó que, en los próximos comicios, «hay un gran marco de oportunidad donde todos los argentinos vamos a definir qué tipo de gobierno queremos para los próximos cuatro años”.