Marcelo-ZucaroEl viernes se cumplieron nueve años del fallecimiento del Padre Marcelo Zúcaro y su papá “Pancho” lo recordó con estas palabras: “Un chico ejemplar, por supuesto que siendo el padre no tengo otra cosa para decir. Lo recuerdo como lo hace todo el mundo”.
Siempre tengo presente la anécdota de cuando fue Diacono, el entonces Intendente Gustavo Vignali, le hizo obsequio de un escudo de Rojas, porque según él, era digno de recibirlo y lo reflejó en un escrito que dice “es un ejemplo de lucha, perseverancia, fe, esfuerzo  y sacrificio, digno de aquellos a los que Dios elige como fieles transmisores de su esperanzado mensaje”. Y es cierto, tenía una profunda vocación, un eterno andar y no paraba nunca para ayudar a quien lo necesitaba.
Es algo muy difícil de que lo pueda describir porque soy el padre, pero es un ejemplo.”
Sobre las cosas que le comenta la gente que lo conoció indicó: “Dejó un surco tanto en el Socorro, como en Ramallo o San Nicolás. Todo aquel que estuvo con él lo recuerda con una emoción digna de verse y enorgulleciéndome, desde ya, por ser su padre. Incluso en Mariano Benítez intentaron ponerle el nombre de él a una calle”.
Sobre el final “Pancho” dijo que “próximamente vamos a tener una bóveda en el centro del cementerio y va a poder verlo todo el mundo. Tengo que poner la cúpula y vamos a intentar para que venga el Obispo a bendecirla.”