Se llevaron a cabo en la localidad bonaerense de Navarro y estuvieron a cargo de personal del Senasa, Inta y el Inase.

Se tomaron muestras de ejemplares con sintomatología sospechosa.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), realizó una serie de muestreo en lotes de tomates y pimientos ubicados en la localidad bonaerense de Navarro, como parte de las tareas de prevención del virus rugoso del tomate.

De este modo, personal del centro Regional Buenos Aires norte del organismo y referentes sanitarios del INTA y de Semillas (Inase), recorrieron los distintos lotes productivos y plantineras.

En cada visita, se tomaron muestras de ejemplares con sintomatología sospechosa, que fueron enviadas para su análisis al laboratorio nacional del Senasa, en Martínez.

Además de los mencionados procedimientos técnicos y sanitarios específicos, el organismo sanitario informó a los productores sobre las características de la enfermedad y medidas preventivas.

En este punto, advirtieron que ante cualquier sospecha de detección de síntomas de la enfermedad -como manchas marrones en los frutos, deformaciones, pérdida de calidad y reducción en la producción- deben realizar la denuncia de manera obligatoria ante el organismo.

Otra cuestión de importancia es reconocer los datos y color que deben tener los rótulos de los envases con semillas, que originan los plantines que encargan a las plantineras hortícolas. Además, al momento de recibir las bandejas con plantines, los productores deben pedir los datos del lote y los establecidos en el Art. 9º de la Ley 20.247 de Semillas y Creaciones Fitogenéticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *