La elección del domingo parece tener resultados definidos en 133 de los 135 distritos: Alberti y Ramallo, son las dos únicas localidades en las que aún no hay intendente electo, y los casos van camino a terminar en la Justicia ya que se denunciaron diferentes irregularidades.
En Ramallo la situación es más complicada: allí el Frente para la Victoria presentó ante la Junta Electoral un pedido para la apertura de 15 urnas, donde denunció que hubo votos con boletas no oficializadas y hasta el sufragio de una persona fallecida.
El resultado oficial marca, escrutadas 71 de las 74 mesas, una diferencia a favor del candidato de Udeso, el intendente Walter Santalla, de 180 votos. Sin embargo, el FpV dice contar con 70 votos más, mientras que los seguidores del jefe comunal anunciaron una victoria por 53 sufragios.
En tanto, en Alberti la paridad es aún mayor: los datos oficiales marcan una ventaja de 13 votos para el FpV sobre Udeso, a falta de escrutar una sola mesa. Sin embargo, el candidato denarvaísta, Rubén Gamba, se adjudicó la victoria por solo 3 votos, mientras que el oficialismo pidió la apertura de urnas, denunciando irregularidades.

La candidata kirchnerista, la diputada Marta Médici, denunció que las actas oficiales “no tienen la firma de los fiscales” y que los resultados finales no concuerdan con los votos volcados en la planilla.