Dentro de muy pocos días comenzará la siembra de maíz y con ésta lo que se conoce como “campaña gruesa”, que seguirá luego con la soja a mediados y finales de octubre. Los productores agropecuarios están tomando decisiones de último momento con respecto a los cultivos que implantarán en sus campos y para hacerlo deben analizar un sinnúmero de variables, aunque las fundamentales siguen siendo los costos de desarrollo de un determinado cultivo, el rendimiento que se pueda llegar a obtener de ese cultivo y la posibilidad de vender el producto final a un precio favorable.
En lo que respecta a los rindes que podrían llegar a obtenerse, todos los pronósticos indican que en la próxima campaña no habrá problemas de índole climatológicos en la zona núcleo de nuestro país, por lo que si no se producen imprevistos el resultado de la cosecha será bueno o muy bueno.
En lo que se refiere al costo de implantación, el del maíz es más elevado que el del resto de los cultivos de verano y además hay que tener en cuenta que el precio de ese cereal -otro de los factores fundamentales al momento de decidir qué sembrar- venía mostrando hasta la última semana una tendencia alcista, fundamentalmente como consecuencia de los bajos rindes de la cosecha en EE.UU. ocasionados por la sequía, pero el miércoles pasado el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda, por sus siglas en inglés) sorprendió al mercado al sostener la cosecha de maíz muy por encima del volumen calculado por los especialistas privados. Además, en ese mismo informe recortó aun más de lo previsto por los operadores la producción de soja estadounidense. Esto ocasionó la caída de los precios del cereal y el aumento de las cotizaciones de la oleaginosa en la bolsa de Chicago.
Según el Usda, la cosecha de maíz estadounidense será de 272,49 millones de toneladas, volumen que quedó por debajo de los 273,79 millones del mes pasado pero muy por encima de los 263,66 millones de toneladas previstos por el mercado, en función de los daños ocasionados por la sequía sobre los cultivos.