El mentor de aquel “boom” deportivo que fue Rojas Scholem, José Aladro, desembarcó en el fútbol de Rojas con un interesante proyecto en el club Boca Jrs.
¿Se puede trasladar lo del voley a esto que iniciaste en Boca?
En realidad esto es una ayuda que empezamos con mi hermano Luis y un grupo de amigos entusiasmados porque mi hijo Beltrán, después de haber jugado dos o tres años en Argentino, empezó a jugar ahí y nos metimos a trabajar apuntando a un cambio dentro del club, trayendo a “Cachín” Blanco que tiene su historia dentro del fútbol profesional, fue ayudante de campo de Silvio Marzolini, entre otras cosas, que desechó propuestas de equipos profesionales y prefirió encarar este proyecto. Me hizo acordar a Hugo Conte en la época del voley que recibió ofertas millonarias para volver a Italia y se quedó en Rojas
No tengo dudas que la llegada de Blanco marcará un antes y un después en el fútbol de Rojas…
… Creo que si, ojalá se pueda mantener porque es una persona que respira fútbol, que quiere enseñar y a su vez aprender, fíjate que quedó sorprendido con el nivel de estadios que hay aquí y no entiende como Rojas no tiene un equipo jugando un campeonato argentino. Después del fallo del Tribunal de Penas, entendió el por qué.
El comienzo no fue un lecho de rosas, pases que no entraban, ahora la protesta de Unión…
… Para nada, quiero aclarar que no soy dirigente de Boca, estamos ayudando desde afuera, pero apuntando al futuro, lo que pasó con Alianza Moldes frente a Independiente, me gustaría que pasara aquí pero hay que cambiar la mentalidad, pasar facturas por viejas rencillas, ganar partidos que se perdieron, en un escritorio, por un detalle mínimo, eso no va, no suma porque si vos hacés algo con “mala leche” está bien que te sancionen pero no se pueden aprovechar de un error involuntario, Hay que apelar al sentido común que hoy el fútbol de Rojas, no lo tiene.
Pero hay otra cosa que también es grave: la ignorancia de ciertos dirigentes, fundamentalmente del presidente de la Liga Hugo De Antoni, con el tema de los pases, quien habló que nosotros quisimos transgredir una ley, cosa que nunca hicimos, porque los pases que demoraron de los cuatro jugadores que vinieron de Buenos Aires y eran profesionales estaban en las oficinas de A.F.A no había que pedirlos a otra liga, eso ocurre cuando son amateurs. Ese desconocimiento nos privó de contarlos cuatro fechas antes. Esto tiene que ver con la ignorancia y no con el sentido común. Cuando lo llamé ni siquiera me atendió, solo quería explicarle esta situación. Yo no atiendo el teléfono según el cargo de la persona que llama y me doy cuenta que hay una gran animosidad, no se si contra mi o contra Boca que, en definitiva, es el único perjudicado.