Si hay un negocio estrechamente ligado a los movimientos del mercado cambiario, ese es el inmobiliario, un sector donde tradicionalmente los precios se cotizan en dólares y en el que la gran mayoría de las operaciones se concretan en billetes verdes.
Si a esto se le agrega el hecho de que en los últimos años ha cobrado intensidad la polémica respecto de si existe una burbuja de precios en esta rama de actividad, esto explica por qué todos los empresarios involucrados en los desarrollos, la construcción, y la compraventa de inmuebles, hayan puesto particular atención a las recientes medidas oficiales sobre el mercado de cambios. “Estamos en etapa de pesificación” le dijo a este semanario Néstor Serra, experimentado agente inmobiliario de la ciudad. Y remarcó: “Vamos con ese rumbo, a pesificar todas las operaciones que se realizan. Cualquier movimiento sobre la divisa norteamericana produce cambios en el sector. Y lo que se ve hoy es incertidumbre. Y ante este panorama, el inversor en general opta por dilatar la toma de cualquier decisión, por eso digo que vamos a pesificación”.