El Colegio de Arbitros del Siete Ligas evidentemente habrá estado concentrado en cualquier cosa menos en lo verdaderamente importante, que era la designación de los jueces para el inicio de los cuartos de final. Pablo Fernández, el juez que impartió justicia ayer en Colón, dirigió por tercer partido consecutivo a Sportivo Barracas. Inexplicable. Fernández dirigió El Huracán-Barracas en barrio Belgrano por la 5ª fecha de la Tercera Ronda en Rojas, luego actuó en Barracas-San Lorenzo de Alberti el fin de semana pasado, y para completar el mamarracho, fue designado para arbitrar ayer Barracas-El Huracán en el comienzo de los cuartos de final.
Es verdad que la dirigencia del Globo debió estar atenta y no dejar que suceda semejante despropósito, pero la responsabilidad mayor fue de la conducción del Siete Ligas.