El Frente para la Victoria consigue un importante triunfo en las ocho secciones electorales de la Provincia, lo que le permitirá tener, a partir del 10 de diciembre, quórum propio en el Senado y quedar a solo 4 bancas de la misma situación en Diputados. De acuerdo a los resultados provisorios informados oficialmente, el FpV lograba 27 de las 46 bancas en juego en la cámara Baja y 21 de las 23 que se renovaban en la cámara Alta.
De esta forma, el oficialismo bonaerense se recuperó de la fuerte derrota ocurrida en 2009, cuando solo logró 16 escaños en Diputados y 6 en el Senado, lo que le permitirá profundizar su control de la Legislatura provincial.
En tanto, la Unión para el Desarrollo Social (Udeso) se quedó con 11 bancas en la cámara Baja y 2 en la Alta; mientras que el Frente Amplio Progresista (FAP) obtuvo 6 escaños en Diputados; Nuevo Encuentro (NE) y el Frente Popular (FP), 1. El duhaldismo consiguió una banca en la Primera sección por un escaso margen de votos.
Si los resultados persisten el mapa en la cámara Baja sería muy favorable para el FpV, que quedará a 4 bancas del quórum propio, algo que lograría con apoyo de aliados.
Diputados quedaría conformado de la siguiente manera: el FpV tendría 43 bancas y sería seguido por la UCR y Unión Celeste y Blanca -aliados en Udeso que sin embargo no fusionarán el bloque- con 11 escaños cada uno. Más atrás estará el FAP, con 10 diputados (ganaría uno); el Pro Peronismo, con 10 legisladores -aunque podría haber una escisión de los 4 diputados felipistas-; la Coalición Cívica (CC), con 5 bancas (pierde 5), y Nuevo Encuentro y La Concertación como monobloques.
En el Senado, por su parte, el FpV recupera el quórum propio bajo la presidencia del vicegbernador electo, Gabriel Mariotto. El oficialismo tendrá 27 bancas, seguido por la UCR con 7; Unión Pro Peronista con 5; el FAP, con 3, y la CC, el Peronismo Federal, Unión Peronista y el denarvaísmo -está por verse si se sumará a algunas de las bancas peronistas-, como monobloques.